Saber recibir, saber presentar, mantener el ambiente cómodo y saber despedir son algunas de las reglas básicas del buen anfitrión sin importar el tipo de evento, la cantidad de invitados, el lugar o el motivo. Pero como la máxima de cada reunión con quienes se quiere es Saber Disfrutar, te compartimos algunos consejos que pueden ayudarte a que todo sea perfecto y festejes la gran compañía.

Nuestra primera recomendación es Anticiparse y No Improvisar, por lo que es muy importante tenerlo todo listo antes de la hora de la cita: la mesa, la música, los aperitivos, velas… para que podamos centrarnos en nuestros invitados. Partiendo de esas premisas, todo inicia desde las invitaciones, tanto si es algo íntimo e informal y las haremos por teléfono o en persona, como si es un gran evento y se enviaran cartas a la numerosa lista, es menester realizarlas con la antelación suficiente y procurar confirmar con los invitados.

Propón una hora de llegada y considera un margen de tiempo en el que se puedan incorporar la mayoría de tus invitados, este espacio es un buen momento para interactuar con los asistentes y permitir que socialicen entre ellos conforme su llegada; ofréceles un aperitivo, pueden ser desde las clásicas botanas o algunos bocadillos y bebidas, calcula dos bebidas por persona durante la primer hora de la fiesta y una adicional por cada hora; es decir, en una reunión de tres horas, considera cuatro bebidas por persona.

 

Cuida los Detalles, además de la decoración y un ambiente agradable, procura tener una zona para resguardar los abrigos y pertenencias de tus invitados, ten precaución con posibles alergenos en el espacio y considéralo también en las alternativas del menú; motiva la charla entre los comensales, ayúdate de la colocación de cada uno en círculos en lo que se conozcan entre sí, de suerte que tus invitados se sientan cuidados y cómodos en todo momento.

Y, si bien, la organización y perfecta atención puede ser estresante o demandante no debe ser excusa para que no luzcas Impecable y te permitas Disfrutar Sin Prisas de la compañía, esa es la verdadera clave para una velada perfecta.

                • Anticiparse
                • No Improvisar 
                • Invita con antelación
                • Confirma a tus invitados
                • Recibe con aperitivos
                • Fomenta la interacción
                • Cuida los detalles
                • Disfruta sin prisas
×
A %d blogueros les gusta esto: